Sembrar en los almácigos

Aunque en muchas bolsas de semillas dan instrucciones muy sencillas de como sembrar semillas; aquí te vamos a dar unos trucos sobre cómo sembrar en los almácigos exitosamente.

Trucos para sembrar exitosamente en almácigos

Tip # 1 Conoce la distancia de siembra en almácigo

Hay semillas que puedes sembrarlas cada 2,5 centímetros; pero hay otras que requerirán 5 centímetros. Respetar estas distancias es muy importante para evitar la competencia de las raíces por alimento y de las hojas por luz solar. Si respetas esta distancia tendrás matas fuertes y grandes.

Cuando siembras en cajón, te recomendamos hacer una malla en alambre inoxidable de 2,5 x 2,5 cms. Esta malla te servirán como guía para la siembra; te evitará tomar medidas o equivocarte en las distancias. En el centro de cada una siembras las plantas que requieren 2,5 cms y para las de 5 cms dejar un espacio de por medio sin plantar.

Te recomendamos hacer primero el cajón y luego la malla, para que encaje perfectamente en el cajón, puedas colocarla directamente sobre sobre la tierra y evites que se te mueva y cambie de posición durante la siembra.

Tip # 2 Respeta la profundidad del almácigo

Hay plantas que requerirán 15 centímetros de tierra bajo ella para poder ser lo suficientemente fuerte, antes de realizar el trasplante. Si no respetas esta distancia, la raíz, al chocar con la base del almácigo; comprenderá que no puede expandirse más y comenzará a desarrollar flores; tendrá una madurez precoz y será una planta débil y poco productiva.

Tip # 3 Averigua si tu planta requiere repique

Con base en la experiencia de muchos agricultores; se considera que hay plantas que requieren sembrarse en almácigo y luego repicarlas; es decir, trasplantarlas a un almácigo más profundo antes de colocarlas en el terreno de cultivo. Estos son procedimientos se utilizan mucho en plantas como el apio, el tomate o el repollo. Estas plantas se suelen repicar para fortalecer sus raíces antes del trasplante y así lograr mayor éxito en el trasplante.

sembrar en semilleros

En este caso, es importante que conozcas también la distancia recomendada para el repique.

En algunos casos te encontrarás con algunas semillas como la lechuga o también el apio, que son muy pequeñas y se te va a dificultar colocar cada 2,5 cm. Muchas personas en estos casos prefieren sembrarlas al voleo en un cajón, cubrirlas con una capa fina de compost, regar levemente para que la tierra se compacte un poco y luego repicar cada 2,5 cms cuando las plantas emerjan

Tip # 4 Anota la duración aproximada de estancia de la planta en el almácigo

Esto este factor no es estándar; puede variar según el clima y la época del año. Sin embargo, es un dato que no debes tomarte a la ligera cuando vayas a sembrar en los almácigos. Miremos nuevamente el caso del tomate. Si lo repicas o trasplantas cuando tiene la raíz blanca; se te dará una buena mata de tomate; pero si lo haces cuando la planta tiene las raíces oscuras, entonces significa que ha estado estresada intentando expandir sus raíces; y muy probablemente, será una planta débil contra las enfermedades, a la vez que una planta poco productiva.

Tip # 5 Mantén la tierra húmeda

El riego es tal vez uno de los temas más delicados y de mayor importancia al sembrar en los almácigos. Si riegas con gotas grandes o permites que le caiga lluvia a tu almácigo; estas gotas pueden remover la tierra y hundir la semilla demasiado o dejarla descubierta y de esta forma estropear su proceso de germinación.

sembrar en semilleros

Además, la tierra debe mantenerse húmeda dentro del cajón todo el tiempo; pero muy especialmente hasta la germinación; pues en el momento en que se le falte agua, ésta va a morir. Debes regar la tierra apenas la ves seca o utilizar un sistema que te asegure que mantendrá la humedad de la misma constantemente.

Igualmente, cuando las plantas crecen, requieren muchos nutrientes y agua para poder desarrollar nuevas células rápidamente. Es por ello que debes regar 2 o 3 veces al día tus germinados; o crear un sistema de riego permanente para que estos evolucionen exitosamente.

Tip # 6 Siembra la semilla a una profundidad adecuada

Este factor es también muy importante al sembrar en los almácigos. Como norma general se dice que las semillas se deben sembrar a una profundidad igual o el doble de su grosor. Y si es tu primera vez sembrando es probable que te asustes al ver semillas muy pequeñas. Ahora tal vez entiendas, por qué en la sección de preparación de la mezcla de tierra para almácigos, recomendamos colar o tamizar la tierra.

Resulta que el embrión crece utilizando las sustancias de reserva de almidón que tiene la semilla. Esta reserva, como te darás cuenta al ver la semilla, es muy limitada. Utilizando esta reserva, el embrión empieza a crecer hasta que sale de la tierra. Al tener contacto con la luz del sol comienza a realizar la fotosíntesis y a generar su propio alimento. Sin embargo, si siembras tus semillas muy profundo; tus embriones corren el riesgo de utilizar todas las reservas antes de salir de la tierra y al no llegar a ver la luz del sol, morirán de hambre.

El motivo por el cual no colocamos la semilla muy superficialmente; es porque la tierra permite mantenerla húmeda. Las semillas expuestas al sol o que tienen muy poca tierra encima, suelen morir de sed; por falta de agua, pues lo primero que se seca es la parte superficial del terreno.

Ahora entiendes por qué es tan importante ser muy precisos en la profundidad a la cual siembras las semillas.

Tip # 7 Temperatura del suelo ideal de germinación

Este dato es importante y está mu relacionado con los cultivos que se dan en tu región. Si vives en un páramo; será muy difícil que logres cultivar palmeras de coco; y a su vez, si vives en la playa, no podrás cultivar frailejones. Tal vez sean ejemplos extremos, pero la idea es que comprendas que hay plantas adaptadas a cierto clima y esto implica, que solo germinan cuando la temperatura del suelo se mantiene dentro de cierto rango y debes respetarlo. Cuando vayas a sembrar en los almácigos, ten en cuenta que la temperatura que ellos mantienen está dentro del rango en que germinan esas semillas.

Tip # 8 Ubicación ideal para los almácigos

Lo primero que te recomendamos es protegerlos de bichos como las tijeretas, que adoran comer germinados y de los pájaros que se alimentan de las semillas. Esto significa que es preferible que los aísles del suelo y que protejas las semillas de ataques aéreos.

germinar, sembrar en los semilleros

En lugares de temperaturas cálidas, te recomendamos proteger las semillas de las horas de más sol por medio del uso de polisombras. De esta manera, evitarás que el agua se evapore y la semilla muera. A mi personalmente me gusta colocar una malla de polisombra sencilla tanto en el techo como en los laterales; y luego colocar otra malla en el techo; así les permitimos a las semillas tener contacto con el sol de la mañana y la tarde; pero le limitamos la entrada de los rayos del medio día.

Si fabricas un invernadero para tus semillas, te recomendamos que tengas una sección en donde permitas la entrada directa de los rayos del sol a ciertas horas, para que antes de trasplante; les realices un proceso de adaptación a los rayos del sol, a tus plantines. Los cambios ambientales bruscos, suelen estresar mucho a las plantas. Entre más gradual sea esa adaptación, tus plantines se adaptarán mejor a su medio ambiente definitivo.

Aprender más sobre almácigos

Haz clic en el artículo de tu interés.

 

Volver a huerta orgánica

 

 

Deja un comentario