Propiedades curativas del ajo

A lo largo de este artículo vamos a hablar sobre qué es el ajo, qué tipos de ajo hay, profundizaremos en propiedades curativas del ajo que han sido comprobadas científicamente; y al final de este texto, también encontrarás unos enlaces a contenidos complementarios, donde hablaremos de otros temas como ejemplo: el ajo negro, el ajo para adelgazar, el cultivo del ajo, semillas de ajo, propiedades afrodisiacas, entre otras.

Tabla de contenido

¿Qué es al ajo?
– Como planta
– Partes del ajo
– Como condimento
Descripción del ajoOrigen del ajo
Nombre científico del ajoTipos de ajo según
– el cuello
– el color
– la especie
– la temporada de siembra
– otros nombres del ajo
El ajete: el sabor del ajo… suavisado
Propiedades curativas del ajo:
– antibiótico, antifúngico, antiviral.
– diarrea, disentería y cólera.
– intoxicación alimentaria.
– antihipertensivo, hipoglucemiante.
– Antiinflamatorio y vasodilatador.
– Colesterol.
– Cáncer
-Diabetes tipo 2
¿Cómo consumir el ajo?
– Beneficios del ajo crudo.
– Efectos secundarios del ajo: contraindicaciones
Remedios del ajo
Otros artículos relacionados con el ajo.
ajo negro,
adelgazar,
cultivo,
semillas,
propiedades afrodisiacas,
insecticidas a base de ajo.

¿Qué es al ajo?

¿Qué es el ajo como planta? Y las partes del ajo

El ajo es una planta que tiene el aspecto de una hierba. Cuando está sembrado, se reconoce por su tallo cilíndrico de donde salen sus largas hojas verdes, las cuales se caracterizan por tener una forma como de espada.

partes del ajo tallo

Cuando florece, la planta de ajo produce hermosas flores blancas, pequeñas y sus semillas son de color negro y con forma de riñón.

Flor del ajo
Espata del ajo

El bulbo de la planta de ajo se encuentra bajo la tierra; se caracteriza porque tanto su sabor como su olor son muy intensos. Al bulbo del ajo lo protege una capa muy fina de tejido; dentro de la cual, al retirarla, encontramos los famosos dientes del ajo; los cuales son la parte de la planta que más se comercializa.

Partes del ajo

Con base en lo explicado en los tres párrafos anteriores, las partes del ajo son: el tallo, las hojas, la flor, el fruto y la raíz.

El ajo como condimento

Cuando hablamos del ajo como condimento usado en la cocina; nos referimos a la parte redondeada y blanca que encontramos bajo la tierra, la cual se conoce con el nombre de bulbo. Aclaramos que también hay ajos de color rojizo o ajo morado. El bulbo está constituido por varias piezas con forma de riñón, las cuales se llaman dientes de ajo. Estos dientes son los que se utilizan para cocinar, pues son famosos por su fuerte sabor, por el toque picante que le añaden a los platos y el aroma que generan… el cual no es del gusto de muchos.

Descripción del ajo

Pertenece a la familia Liliaceae; es decir angioespermas con un solo cotiledón y perennes.

El ajo se caracteriza porque su sistema radicular consiste en una raíz bulbosa. Dicha raíz está compuesta generalmente por 12 bulbillos, aunque esta cantidad suele variar y bastante. Estos bulbillos son a los que llamamos comúnmente dientes de ajo. Estos bulbillos se encuentran unidos en su base y se encuentran recubiertos por una película delgada que los protege; esta especie de pelota que forma, es lo que se conoce comercialmente como cabeza de ajos.

Como te comentábamos anteriormente, el ajo es muy conocido como un condimento culinario por excelencia; pero las propiedades medicinales del ajo es lo que lo hizo mundialmente famoso; ya que inicialmente solo se daba en unas zonas de Asia y ahora se cultiva en prácticamente todos los países del mundo.

Este tipo de planta, no es muy exigente respecto al clima donde se puede cultivar; sin embargo, se sabe que en climas fríos da un sabor más picante que en climas cálidos. La temperatura mínima que soporta el ajo, es decir; la temperatura a la cual deja de crecer, también conocida como cero vegetativo; es la de 0°C. Por encima de esta temperatura, se puede cultivar.

Origen del ajo

Es una planta de origen asiático, proviene del antiguo Turkestán, que limitaba con China, Afganistán e Irán; en donde se cultiva desde el año 3.000 A.C., en las montañas Tien Shan a Kazajstán y Kirguistán.

También se sabe que los sumerios la cultivaban desde el años 2600 antes de la era común; dada la importancia del ajo como remedio natural para muchísimas enfermedades. Se cree que los sumerios lo trajeron de China y de allí se expandió hacia Corea y hacia Japón.Y desde estos lugares se fue expandiendo por todo el mundo, junto con el conocimiento de los remedios del ajo.

Nombre científico del ajo

Allium sativum L.

Tipos de ajo

Podemos clasificar los ajos según tres características:

Según el cuello del ajo

  • ajo de cuello blando: es el que se produce en verano, el más comercial.
  • ajo de cuello duro: es aquel que tiene firmeza en el vástago.

Según la coloración del ajo

Antes de iniciar te aclaramos, que lo que se conoce como ajo negro, en realidad es una famosa receta de cocina, de la cual hablaremos en otro artículo. Según el color en realidad hay dos tipos de ajo:

  • Ajo blanco: es el más comercial. Como a veces toma un recubrimiento hacia colores marrones, los clasifican diferente; pero en realidad a veces es la misma variedad, pero sin las capas más externas.
  • Ajo rosado, ajo violeta o ajo morado.

Según la especie

Hay diferentes tipos de ajo, según la especie, pero dado que son 112 especies distintas; no entraremos en detalle en este tema.

Según la temporada de siembra en zonas con estaciones

  • ajo de invierno: tienen menor cantidad de dientes por ajo. Unos 4 a 12 dientes, máximo por ajo
  • ajo de primavera: suelen tener una gran cantidad de dientes por ajo, desde 15 hasta 30 o más. Son los más comerciales y los que se encuentran con frecuencia en los supermercados.

¿Con qué otros nombres se le conoce al ajo?

En esta sección te queremos aclarar que según la región y el país, el ajo puede ser llamado de formas muy diferentes… pero estos nombres, no representan diferentes tipos de ajos.

Aunque el nombre más común es simplemente ajo, también se le conoce como ajete y rocambola. En Latinoamérica, se le llama en algunas zonas alho, ail, aglio, all, allo; lo que significa fuerte, ardiente; en el vocablo celta.


El ajete: el sabor del ajo… suavisado

En culinaria se utiliza además de los dientes de ajo, también los ajetes. Cuando el tallo del ajo es aún un brote tierno, pues ha crecido tan solo 10 días, generalmente durante la primavera, se le llama ajete. Dicho tallo se le extrae a la planta con el objetivo de que la cabeza de ajo pueda engordar.

El ajete se caracteriza porque tiene un sabor y un aroma menos picante y menos concentrado, que el aroma y sabor de un ajo maduro. Esta suavidad que brinda, es muy llamativa para muchos chef, pues suele ser mucho más agradable al paladar; y es una excelente alternativa para quienes no les gusta el fuerte sabor del ajo.

Un dato interesante de los ajetes, es que comparten todos los aspectos nutricionales y saludables del ajo seco. Incluso podemos decir que tienen más bondades, pues poseen mayor fibra insoluble, llamada insulina y mayor contenido de agua; lo que los hace mucho más beneficios para nuestra flora intestinal.


Listado de las propiedades curativas del ajo

Desde 3.000 años antes de la era común, los asiáticos eran conscientes de las propiedades medicinales del ajo. Y es que los usos del ajo son muchísimos, no solo culinarios como muchas personas creen, sino también para curar enfermedades, desinfectar vegetales y para combatir plagas en los huertos.

El ajo posee cientos de compuestos bioactivos. Algunos de ellos se han estudiado a profundidad y aquí te vamos a contar los resultados encontrados en investigaciones científicas sobre las propiedades curativas que tiene.

Propiedades medicinales del ajo como antibiótico, antifúngico y antiviral

Se han realizado muchas investigaciones donde se muestra que el ajo es un antibiótico natural muy efectivo contra un gran número de microorganismos. Se han realizado investigaciones donde se muestra que el ajo estimula las células inmunes NK y los macrófagos, las cuales matan los patógenos y las células anormales en el cuerpo (fuente: Nutraceutical applications of garlic and the intervention of biotechnology).

En el estudio  «A. Comparison of in vitro activity of metronidazole and garlic-based product (Tomex®) on Trichomonas vaginalis», se concluyó que el ajo es tan eficiente como el metrodinazol, para tratar el parásito protozooario Trichomonas vaginalis; la cual es una enfermedad sexual que le da tanto a hombres como a mujeres.

En otra investigación llamada «antimicrobial activity of Allicin-containing garlic extracts against Burkholderia cepacia complex», se encontró que la alicina efectivamente tiene actividad antimicrobial contra Burkholderia cepacia complex; el cual es un importante patógeno que con frecuencia causa a las personas neumonía en pacientes inmunocomprometidos como por ejemplo, aquellos que tienen granulomatosa crónica o quienes tienen los pulmones debilitados por enfermedades tales como la fibrosis quística.

Faringitis, amigdalitis, impértigo y escarlatina

Este tipo de enfermedades las produce la bacteria Streptococcus pyogenes. Esta bacteria, produce enfermedades gripales que pueden ser leves… pero también pueden llegar a costarte la vida, si no te cuidas de manera adecuada. Como bien sabes, una enfermedad viral mal manejada, puede llegar a producir una meningitis; la cual si puede ser mortal. Más de medio millón de personas mueren a la año, por enfermedades producidas por esta bacteria.

Esta es una bacteria muy contagiosa y muy común. Se dice que el 15% de los niños de edad escolar se contagian de esta bacteria todos los años; la cual produce el famoso dolor de garganta típica de los resfriados. Se contagia muy fácilmente, cuando te llegan los residuos de un estornudo o cuando la persona enferma te saluda de beso.

¿Cómo elaborar un remedio casero para matar al Streptococcus pyogenes?

Hay dos métodos

El primero es untando las amígdalas con ajo recién cortado. Esto lo puede hacer con ayuda de un pincho y restregando el ajo por toda la amígdala; o también haciendo un macerado de ajo, le puedes agregar unas gotas de limón si deseas y untarlo en un copito de algodón; para luego aplicarlo en las amígdalas. Puedes hacer incluso una pasta de ajo y consumir una bocanada con una cuchara, procurando que al pasarlo unte bien tus amígdalas.

Te dejo este enlace donde dicen como pelar, picar y macerar fácilmente o cómo hacer la pasta de ajo; para que puedas elaborar este remedio. Cómo pelar, picar y macerar ajos.

El segundo método es para niños pequeños. Si para uno es difícil untar la amígdala con ajo, con ellos es casi imposible. Así que lo que puedes hacer es preparar una aromática de ajo y dársela a beber cada 8 horas. Te voy a compartir un rápido vídeo donde te enseño a hacer un té de ajo con buen sabor, para que tus pequeños se lo tomen.

Vídeo: ¿cómo hacer té de ajo para la garganta?

Esta receta se recomienda usar desde que tienes los primeros síntomas de dolor o irritación de garganta; pues está diseñada para atacar la bacteria en etapas tempranas.

Ingredientes indispensables

1 – 2 dientes de ajo

1-1/2 cucharadita de hojas de menta

Adicionar cuando hay tos

1 cucharadita de flores de sauco secas.

1 cucharadita de boldo

Beneficios del ajo crudo contra la diarrea, disentería y cólera

Beneficios del ajo crudo

Una de las enfermedades que previene el ajo es la diarrea, ya que actúa contra gran cantidad de bacterias y parásitos que causan intoxicaciones alimenticias. Es por ello que el ajo tiene una gran capacidad para dar fortaleza y curar el intestino. Científicamente está demostrado que además combate muy bien las bacterias que causan la disentería y el cólera.

Propiedades medicinales del ajo: intoxicación alimentaria causada por Listeria y Salmonella.

Gracias a unas investigaciones realizadas en la Universidad de Wolverhampton, ubicada en Inglaterra; se demostró la eficiencia con que actúa el ajo contra las bacterias Salmonella y Listeria; la cuales provocan en el sistema digestivo de los seres humanos, intoxicación alimentaria.

Bondades del ajo como antihipertensivo – hipoglucemiante

El ajo posee un compuesto azufrado llamado Aliína, la cual es absorbida principalmente través del intestino. El 60% de la aliína es biodisponible; es decir, es absorbible por tu organismo. Además es de absorción muy rápida. El ajo posee de 7 -14 mg por gramo de ajo fresco.

Bondades del ajo crudo

La aliína estimula la producción de sulfuro de hidrógeno y el óxido nítrico intracelular; y bloquea la producción de angiotensina II, lo cual a su vez produce vasodilatación. De esta manera disminuye la hipertensión arterial. Este compuesto desaparece de la circulación, después de 6 horas.

En la diabetes mellitus. Se considera que la influencia hipoglicémica de la aliína, se debe que incrementa los niveles de insulina, la cual facilita la conversión de la glucosa en glucógeno y a la acción antioxidante del compuesto del ajo llamado sulfoxido de S alil cisteína.

El ajo disuelve y previene la formación de coágulos; es antiinflamatorio y vasodilatador

Otro de los compuestos azufrados que posee el ajo es el ajoeno.

En un estudio realizado en la India, se encontró que al adicionar 50 gramos de ajo, dentro de la dieta diaria de cada persona que participó en la investigación; se produjo una disminución en el tiempo de coagulación; pero además de ello también se produjo un incremento en la actividad fibrinolítica; la cual te protege contra la trombosis y el infarto de miocardio o cerebral.

En otro estudio realizado para investigar las propiedades medicinales del ajo, se hizo un tratamiento con aceite de ajo durante 3 meses a un grupo de voluntarios. Se encontró que la actividad fibrinolítica en los voluntarios para el estudio, se elevó en un 130%. Este tratamiento se realizó también en pacientes que tenían antecedentes de infarto de miocardio; y en ellos se incrementó en un 84%. Únicamente los paciente que habían sufrido un infarto reciente, tuvieron incrementos de tan solo un 24%.

El ajo es hipotensor.

El ajo disminuye los niveles de grasa y colesterol en la sangre

Definitivamente se demostró que consumir ajo crudo disminuye los niveles de grasa y colesterol en la sangre. Esto gracias a otro compuesto azufrado del ajo llamado Alil mercaptano. 

Gracias al Alil mercaptano se considera que el consmo frecuente de ajo previene enfermedades como la aterosclerosis.

Consumir ajo disminuye el riesgo de cáncer

El Instituto Nacional del Cancer en Estados Unidos, publicó en su página web que se hizo un estudio en China con 5.000 personas de China, hombre y mujeres escogidos al azar, con alto riesgo de sufrir cáncer de estómago. Durante 5 años, aun grupo se de dio diariamente una dosis de ajo en una cápsula, mientras que a otro un placebo. El resultado fue que el riesgo de sufrir cáncer de estómago se redujo en un 52% en comparación con el grupo de personas a las que solo se les dio el placebo. El ajo es antitumoral.

El ajo sirve para curar la diabetes tipo 2

Se ha demostrado que al dar inulina como suplemento a las mujeres con diabetes tipo 2, éstas han mejorado sus índices glicémicos y antioxidantes. Adicionalmente también baja los niveles de malondialdehídos. Esta inulina ya se está extrayendo del ajo común para la fabricación de medicamentos farmacéuticos para la diabetes.

Propiedades ajo, propiedades medicinales del ajo,

¿Cómo consumir el ajo?

Muchas personas se han preguntado a lo largo del tiempo, cómo consumir el ajo. ¿Será mejor comerme el ajo crudo o el ajo cocido? Pues aquí te respondemos.

Beneficios del ajo crudo

Varias investigaciones científicas han demostrado que al cocinar el ajo, éste pierde hasta el 90% de su acción microbicida y terapéutica; es por ello que si quieres aprovechar todas las bondades del ajo, se recomienda consumirse crudo, en tintura o en jugo. 

Ten en cuenta que calentar ajo, por un periodo de 30 minutos a 100 ºC, destruye completamente su actividad antibacteriana

Es importante que no compres ajos desodorizados; es decir, a los que les han eliminado su olor característico; o que no le realices procesos desodorizantes a los mismos; pues precisamente sus compuestos azufrados, son los principales componentes que le dan muchas de sus propiedades medicinales. Si te incomoda el aliento que dejan, pásatelos enteros o pícalos para evitar masticarlos. Además, después puedes masticar hojas de perejil o de menta crudos, y así neutralizarás tanto su olor como su sabor.

Sin embargo, hay una versión de ajo, que se llama ajo negro; la cual si se prepara adecuadamente, incrementa la concentración de algunos de los componentes medicinales del ajo.

¿Cuáles son los efectos secundarios del ajo?

Dentro de los efectos secundarios que se han reportado en una pequeña parte de la población están por ejemplo la alergia al ajo. Muchas personas que se han aplicado ajo en la piel, han generado dermatitis de contacto; por ello, una de las contraindicaciones es usar el ajo tópicamente en niños.

Hay personas que se quejan de sentir dolor estomacal y en intestinos cuando consumen ajo. Este es un efecto común cuando las personas tienen intoxicación por Salmonella. Se ha demostrado que el ajo ataca una gran cantidad de bacterias y parásitos típicos de intoxicaciones alimentarias, tanto en el estómago como en los intestinos. El malestar estomacal al consumir ajo cuando hay intoxicación por alimentos suele producirse al comerse 1 o 2 dientes de ajo crudos y suele durar un día. Luego disminuye notablemente la diarrea y no tiene por qué generar dolor el comerse otro diente de ajo.

Dado su efecto anticoagulante, no se recomienda consumir mucho ajo luego de una cirugía. Tampoco lo deben consumir aquellas personas que presentan problemas de coagulación en la sangre.

Los famosos remedios del ajo

A continuación encontrarás un listado de recetas de remedios naturales, caseros, que además de efectivos tienen buen sabor.


Todos nuestros artículos sobre el ajo

Haz clic en el enlace de tu interés.


Quiero volver a los temas principales del huerto orgánico