Saltar al contenido
Huerta Orgánica

Aguacate o palta

Frutas aguacate o palta

El nombre científico del aguacate o palta es “Persea Gratissima Gaerther”. Es una fruta originaria de Mesoamérica y se cultiva en climas tropicales y mediterráneos. Es un alimento altamente perecedero, productor de etileno y con gran contenido de grasas saludables.

Esta fruta es famosa porque ayuda a mejorar el perfil lipídico, disminuyendo así la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares y ayuda a eliminar la grasa abdominal.

Información nutricional del aguacate

Cada 100 gramos de pulpa contiene:

  • Calorías: 160
  • Proteínas: 2 gramos
  • Grasa: 15 gramos (no contiene colesterol)
  • Carbohidratos netos: 2 gramos
  • Carbohidratos de fibra: 7 gramos
  • Vitamina K: 25 %  (recomendación diaria de consumo)
  • Ácido fólico: 20 %
  • Vitamina C: 17 %
  • Potasio: 14 %
  • Vitamina B5: 14 %
  • Vitamina B6: 13 %
  • Vitamina E: 10 %

Aguacate o palta

En pequeñas cantidades contiene:

  • Magnesio
  • Manganeso
  • Cobre
  • Hierro
  • Zinc
  • Fósforo
  • Vitamina A
  • Vitamina B1 (tiamina)
  • Vitamina B2 (riboflavina)
  • Vitamina B3 (niacina).

De todas maneras recuerda que la información nutricional varía mucho de cultivo a cultivo. Esto se debe a las diferencias de nutrientes de los suelos y a la variedad de palta sembrada.

Propiedades medicinales y curativas del aguacate

Té de hojas de aguacate para la gastritis y el dolor de estómago

Este té se utiliza como complemento de otros remedios para la gastritis y el dolor de estómago. El motivo es porque a pesar de ser eficaz, si se consume en exceso puede resultar tóxico. Sin embargo, en una emergencia, se puede preparar este té para calmar estas dolencias. Se realiza una infusión con hojas secas del árbol de palta: 10% de hojas y 90% de agua para completar una taza; y se deja hervir por 5 minutos. Luego de que enfríe un poco, puedes beberla.

 

 

Volver a huerta orgánica y la tabla de contenido

Ir a frutas

Volver a plantas medicinales

Aguacate o palta: siembra, cultivo, postcosecha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *