Saltar al contenido
Huerta Orgánica

Huerta orgánica

huerta organica

Una huerta o un huerto, es un cultivo que puede realizarse al aire libre, en invernaderos o bajo el techo de la terraza de tu casa o el balcón de tu departamento; que se caracteriza por requerir un sistema de riego sea superficial, por inundación, por aspersión o por goteo.

¿Qué es una huerta orgánica?

Generalidades: plantas germinadas en una huerta orgánicaCuando hablamos de huerta orgánica nos estamos refiriéndonos a un cultivo que sigue los principios de la agricultura ecológica; es decir, un cultivo que es realizado con la intención de imitar en un 100% los procesos de la naturaleza: donde se eliminan por completo los productos químicos; donde se recicla la basura orgánica de la casa, los desechos orgánicos de jardines y huertas para elaborar compuestos o abonos orgánicos para alimentar las plantas sea a través de compostaje, vermicompostaje (lombricultura) u otro método natural, también conocidos como fertilizantes naturales u orgánicos. Es la práctica agrícola donde ya no se habla de eliminar hormigas, insectos u otras “plagas” con pesticidas o plaguicidas químicos que infertilizan la tierra, sino de controlarlos de manera natural a través de productos orgánicos y de la alelopatía, que es un método de control de plagas ecológico del cual hablaremos más adelante.

¿Cuál es la principal diferencia entre la huerta orgánica y la huerta tradicional?

Generalidades de la huerta orgánicaLa huerta orgánica tiene un sistema de producción diferente, muy enfocado a los procesos, a la forma de hacer las cosas mientras que la agricultura tradicional está orientada a los productos, a los monocultivos.

Aquí no te orientas en generar una gran cantidad de producto para vender, no te especializas en fresas o mangos; en el huerto orgánico te orientas en la forma de producir sin usar fertilizantes o plaguicidas químicos, además, en la postcosecha no se permite utilizar conservantes sintéticos ni radiación, pues se busca mantener estrategias que sean favorables para el medio ambiente, que generen un ecosistema estable; y no se permite el uso de organismos genéticamente modificados, a los animales se les cría sin usar productos sanitarios sintéticos, estimulantes y hormonas para el crecimiento; y se busca que respeten la vida de los animales. Incluso, se busca un trato digno y un pago justo a los empleados de estos sistemas agrícolas.

Tal vez estas características no sean observables a simple vista en los productos, puede incluso que las personas se inclinen más por comprar frutas y verduras que son genéticamente modificadas y que luzcan más perfectas; sin embargo, ya se está creando conciencia del beneficio para la salud de comer productos libres de sustancias químicas tóxicas y regados con agua limpia. Las personas que hemos probado pollos criados orgánicamente somos testigos de la diferencia en sabor y textura, pues los pollos criados en jaulas no tienen músculo y además saben a purina o el concentrado con que los alimenten.

¿Qué beneficios tiene utilizar el sistema de agricultura ecológica (orgánica) versus la convencional?

  1. Es una excelente opción para la economía familiar, ya que por ejemplo reutiliza los residuos orgánicos del hogar, huerta y el jardín para fertilizar las plantas (evita la compra de los costosos fertilizantes químicos) y genera alimento para el consumo del hogar o para la venta (lo cual es excelente para la economía de la familia).

Frutas de las huerta orgánica2. Ayuda a mejorar la salud humana. Por un lado, el alimento fresco y cosechado madurado en una huerta orgánica tiene un mejor color, olor y un sabor más agradable; esto hace que incluso los niños deseen comer más frutas y verduras; por otro lado, los alimentos son regados con agua limpia y no tienen residuos químicos… y se eliminan las enfermedades que estos compuestos químicos producen al ser respirados por quienes cultivan o al tener contacto físico con residuos de los mismos.


3. También elimina el problema de basuras al reutilizar los desechos orgánicos, tanto de la huerta como del hogar.

4. Ayuda a conservar el medio ambiente, pues favorece la conservación de la biodiversidad y mantiene la riqueza de los suelos.

5. En el caso de los pequeños agricultores este sistema les permite iniciar sus proyectos con inversiones menores.

¿Se puede crear una huerta orgánica a nivel urbano o es solo para quintas y fincas con cultivos de grandes extensiones?

Por supuesto que sí. De hecho, puedes tener una huerta orgánica vertical en el balcón de un apartamento; allí puedes  sembrar las verduras, frutas y cereales que más consumes; incluso, las plantas medicinales para la elaboración de remedios caseros.

huerta organica

Una huerta orgánica casera es una excelente opción, te sentirás rodeado de la naturaleza con la paz que ello trae; o imagina elaborar deliciosas recetas con ingredientes frescos que estarán a tan solo unos pasos de tu cocina; incluso puedes aprovechar la oportunidad para involucrar a los adolescentes y niños en el cuidado del huerto; lo cual integrará más a la familia, mejorará el aprendizaje de los pequeños y delegarás más responsabilidad a los jóvenes.

 

¿Qué es la tierra orgánica?

Se le llama tierra orgánica a la tierra que se trabaja únicamente utilizando metodologías aprobados en la agricultura orgánica. Desde este enfoque, la tierra se considera un elemento vivo, pues en ella habitan millones de organismos y microorganismos vivos que continuamente y gracias a la ayuda del oxígeno, el sol y la lluvia, ayudan a transformar los desechos orgánicos en nutrientes absorbibles por las plantas. Por supueto, también tiene minerales inertes, los cuales son restos de rocas que por la erosión se han convertido en limos, arcillas y arenas.

Una tierra orgánica bien balanceada contiene una gran variedad de minerales y nutrientes; lo que les permite a las plantas crecer sanas y resistentes a enfermedades y plagas; además de producir frutos de buena calidad en cuanto a concentración de nutrientes.